Los papás de Garbancito (un niño muy, muy pequeño) contratan a unos detectives para que investiguen la desaparición de su hijo.
Es un caso muy delicado, un asunto que hay que mirar…con lupa.
Los detectives se ponen en funcionamiento y reconstruyen los hechos hasta donde se conocen: que Garbancito se refugió en una col para evitar la lluvia y que fue comido por un buey.
¿Lograrán los detectives dar con nuestro pequeño héroe?…….

Anuncios